La ministra de Seguridad argentina, Patricia Bullrich, afirmó este sábado que el Ejecutivo liderado por Mauricio Macri descarta adelantar los comicios electorales del próximo octubre y destacó que eso sería una “debilidad” para el Gobierno.

“Nunca se habló de adelantar las elecciones en el gabinete. ¿Para qué las vamos a adelantar?”, indicó la funcionaria en entrevista con la emisora argentina Radio Nacional.

La ministra, preguntada en relación a los últimos datos del índice de pobreza del segundo semestre del pasado año, que se situaron en un 32 %, defendió la gestión llevada a cabo por el Gobierno, y apuntó a un cambio integral del desarrollo del país.

Al igual que hizo el jueves el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, tras la publicación del informe, aseveró que se continúa trabajando de la misma manera que hasta ahora, sin previsión de cambios en la gestión de las políticas que lleva a cabo el Ejecutivo.

“Las complicaciones tienen que ver con que estamos cambiando una trama de poder mafioso y sabemos que hay una Argentina populista que intenta volver para atrás”, agregó.

El próximo 27 de octubre, Argentina votará a sus autoridades nacionales, y de ser necesaria, el 24 de noviembre se llevaría a cabo la segunda vuelta.

Bullrich apuntó que será la gente quien decidirá en los próximos comicios “si quiere seguir viviendo en un país que cada vez estará peor, o si quiere pasar este Rubicón, este mal momento, para poder lograr algo distinto para siempre”.

Sobre sus funciones internas en Cambiemos, la responsable de Seguridad aseguró que cada miembro del gabinete actual se encontrará en el lugar donde más sirva, a fin de “trabajar para lo mejor del proyecto”.

“El año pasado nos agarró una tormenta perfecta entre la sequía y la crisis internacional del movimiento de las monedas, la Argentina estaba frágil, pero fundamentalmente acá hay una lucha contra una Argentina populista, autoritaria y mafiosa que se resiste a morir, y por ahora no se ha logrado poder vencer a eso”, transmitió.

La batalla planteada, opinó, es por la “subsistencia de un sistema abierto, republicano, de libertad, de producción, de trabajo, de un país que viva lógicamente”.

En materia de seguridad, la ministra consideró que la gestión actual ha conseguido que “se mantengan buenos resultados en la seguridad de la gente, a pesar del crecimiento de la pobreza”.

Según los datos extraídos del más reciente informe del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) el pasado jueves, el índice de pobreza en el segundo semestre de 2018 se ubicó en el 32 %.

La alta inflación y la recesión económica en la que quedó sumida Argentina por la crisis desatada el año pasado empujaron esta alza, según el Instituto.

La tasa de pobreza urbana registrada entre julio y diciembre pasado estuvo, según el informe, 4,7 puntos por encina de la del primer semestre y 6,3 puntos por arriba de la de la segunda mitad de 2017.

Fuente: El Diario

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here